30-04-2019

¿Deberíamos regalar juguetes o aparatos electrónicos a nuestros hijos?

Seguro que ya has visto la imagen de niños de menos de a partir de 6 años o menos estar manejando su propio móvil y su propia tablet, lo que antes era algo impensable hoy es la realidad para muchos padres que han depositado su confianza en las nuevas tecnologías. ¿Pero esto es sano? Y más importante. ¿Que efecto puede tener a largo plazo en nuestro hijo? En contrapartida otros padres piensan que un niño debería de disfrutar al máximo de su etapa infantil por medio de juguetes, juegos de mesa y esperar hasta que cumpla más de doce años para que ya pueda manejarse con los aparatos multimedia. ¿Pero cual es mejor? Al final eso solo lo pueden juzgar los padres pero te vamos a dar consejos para ambos lados de la moneda y ofrecerte los medios para que elijas lo que elijas lo hagas con cabeza y pensando siempre en el bienestar de tu hijo.

¿Es sano que mi hijo tenga móvil siendo un niño?
En todo el sentido de la palabra que tu hijo tenga un móvil no va a perjudicar su salud y muchas veces hay que recordar que hay una presión social en torno a este fenómeno que está pasando cada vez más frecuentemente, ya que los niños son fácilmente influenciables y si sus compañeros de colegio ya participan en las redes sociales no comprar a tu hijo un móvil puede hacer que se sienta solo o que a la larga no se sienta integrado en un grupo, por lo que al final si que le haría daño y sería perjudical. Esto no significa que le vayamos a dar carta blanca a nuestro hijo, por eso si estás decidido a regalarle un móvil te vamos a hablar de una opción muy útil llamada Control Parental. ¿De que trata esa opción? A través de este sistema que está implementado en la mayor parte de productos electrónicos podrás controlar en todo momento que páginas web ve tu hijo, teniendo la opción de prohibirle ver páginas violentas o de contenido adulto. Además puedes tener la opción de controlar las franjas horarias en las cuales el niño maneja su dispositivo multimedia, algo que puede ser útil para respetar sus horas de sueño o de estudio.

¿Pero que móvil es el indicado para comprar a un niño? Nuestra respuesta en eso es clara, aquel que sea uno económico y funcional. ¿Por qué? Al fin y al cabo no ha pasado su etapa de madurez y son los que más se exponen a que se les caiga o incluso pierdan. Si quieres ver ejemplos del tipo de teléfonos que te hablamos FNAC es sería uno de ellos gracias a que posee una variedad de rangos de precios lo cual hace de ella una opción a tener en cuenta. ¿Y si quieres un móvil caro porque tu hijo te lo pide específicamente? ¡Entonces recuerda añadir garantía de seguro a tu dispositivo!

Eso está muy bien pero...¿Y si no quiero que mi hijo tenga móvil hasta llegar a la pubertad?

Si quieres preservar la infancia de tu hijo como la que tu tuviste en su día ya te puedes imaginar el tipo de juguetes que puedes comprar además de que puedes suplir esa falta tecnologica otorgandole otro tipo de conocimiento más didáctico y que le sirva para cultivarse en el futuro y esto se puede encontrar tanto en la lectura donde tienes librerías online como Casa del Libro que te recomienda una selección completa de ejemplares para una edad específica u otras actividades extraescolares como clases de música, baile o fútbol. ¡Las posibilidades son muchas y todas ellas harán de tu hijo alguien más extrovertido que se desenvolverá mejor en su futuro!

Dentro de la rama de los juguetes también puedes optar por aquellos juegos de mesa en familia, los cuales también ayuda a mejorar la comunicación de sus integrantes y es algo que pueden disfrutar padres e hijos por igual, los primeros al ver que pasan tiempo con el niño y los segundos por estar divirtiendose y saliendo de su zona de confort. Algo en contra de comprar muchos juguetes es que serán temporales y a largo plazo se invierte mucho dinero, sin embargo tus hijos tendrán una experiencia única. Playmovil es una empresa muy querida de juguetes que sigue produciendo en grandes cantidades y está recomendada para niños de entre 6 a 12 años. Se trata de muñecos perfectos para desarrollar la imaginación de los pequeños y es muy interactivo e inclusivo ya que los padres pueden unirse a la diversión.

Nuestra conclusión es que vayas a por la opción que te resulte más agradable y pienses que a largo plazo servirá más a tu hijo, y en esto no hay ciencia exacta. ¡Y no tienes porqué decantarte por un lado solo, si tienes los recursos y la oportunidad lo mejor es aportarle los dos mundos y que sea él quien elija lo que le gusta!

Foto: Linuxbear

Relacionado