¿Qué pasos dar si no puedes pagar un préstamo?

¿Qué pasos dar si no puedes pagar un préstamo?

Prestamos online

Cuando pedimos un préstamo personal lo hacemos estando seguros de que podremos pagarlo. Sin embargo, la vida no siempre sale como esperamos y puede darse la vuelta dejando nuestra economía a pique. ¿Y si sucede esto y no puedes hacer frente a las cuotas mensuales? ¿Hay algo que se pueda hacer? Si es así, ¿el qué? Lo primero que debes saber es que no eres ni el primero ni el último al que le sucede esto, por lo que relájate y toma buena nota de la información que te damos a continuación desde opinionesespana.es.

Muchas personas creen que si dejan de pagar un mes o dos no pasará nada. Esto no es cierto, ya que el banco sumará intereses si no es consciente de la situación que estás pasando. Por tanto, lejos de ser una solución, dejar de pagar es el principio de más problemas. Y mucho más aún si la situación se va a alargar por más de uno o dos meses. 

Ten en cuenta también que si has tenido que contar con un aval, al dejar de pagar los problemas no serán solo para ti, sino también para quien te avaló. 

Cuáles son las consecuencias de no pagar un préstamo

Lo primero que sucederá a partir del segundo mes de impago es que recibirás varias llamadas del banco, así como mensajes y emails para que regularices tu situación. Si no reciben respuesta por tu parte, se pondrán en contacto con otros implicados, como el aval, por ejemplo. 

Pasado un tiempo, si no pagas lo que debes, lo cual es cada vez más, se sumarán intereses y costas, ya que el banco necesitará un abogado y otros tipo de representantes legales para afrontar el problema. 

Lo siguiente será delegar en el bufete de abogados de la entidad y, desde ese momento, serán ellos quienes intenten negociar contigo. Pueden ofrecerte unas formas de pago más cómodas a las que tenías con el fin de que pongas al día tus cuentas. Estos pasos son los mismos para cualquier crédito, también para los préstamos personales para jubilados. 

Si aun así, no hay respuesta por ti, ya pasan al procedimiento judicial, desde el cual harán un embargo de tus bienes primero y, después, de los del aval, si con los tuyos no basta para saldar la deuda. 

Y por supuesto, también nos inscribirán en un listado de morosos, como las listas ASNEF, lo cual impedirá incluso que podamos tener un contrato de teléfono a nuestro nombre, ni mucho menos pedir una hipoteca.

¿Qué hago entonces si no puedo pagar?

¿Has escuchado alguna vez lo de que hablando se entiende la gente? Pues échale valor y ve hacia tu entidad o banco y habla con ellos. Expón el problema. Ten en cuenta que ellos ya saben que las circunstancias de la vida pueden cambiar de un momento a otro, por lo que son conscientes de los riesgos que asumen al prestar dinero y están preparados para solucionarlos de varias maneras. Los préstamos personales Liberbank te darán algunas de estas soluciones. 

No podemos decirte con certeza cuál es la solución en tu caso, pues cada problema y cada persona es un mundo. Cada banco también. Sin embargo, ten presente algo: encontrar una solución beneficia a ambas partes. 

Pueden ofrecerte alternativas para refinanciar la deuda y que pagues menos de cuota, pueden darte unos meses de carencia o alargar el plazo de devolución. Estas son algunas de las soluciones más comunes, pero como decimos, puede haber otras. Es cierto que con cualquiera de estas soluciones terminaremos pagando un poco más, pero interesa evitar los problemas antes mencionados. 

Es importante que elijas bien la entidad o banco con el que pedir un préstamo. Así te ayudarán cuando tengas problemas. Echa un vistazo en nuestras web a opiniones sobre Fidinda y descubre si se adapta a lo que necesitas. 

Más Prestamos online